/ Articulos

Arremetida formidable

Las personas que habitualmente leen mis escritos, en los que yo expongo mis análisis sobre el acontecer nacional, se acordarán que muchas veces he dicho que veremos a las terroristas en el poder y a los militares, y los políticos promotores de la libertad y de la democracia, en la cárcel.

Es claro que eso va a suceder mas temprano que tarde. En las últimas elecciones le faltó poco a Petro para llegar a la presidencia, falto poco para que este extremista que posa de humanista llegara al poder, para que al mejor estilo chavista, nos impusiera el modelo de país que él (y la extrema izquierda unida) considera es el mejor y que Santos ha dejado los cimientos para que así suceda. Conozco a varios que se dicen humanistas pero justifican los asesinatos y todos los crímenes atroces, cuando vienen desde las guerrillas de izquierda.

Algunos amigos dijeron, pasado el 17 de junio, “si quiera ya pasaron las elecciones y se acabó la política, que nos tiene hastiados”. A varios les dije, “no crean, esto apenas empieza.” Otros dijeron, “ya se salvó esto, ganó Duque, nos libramos de Petro”. A ellos también les dije, “ojo que 8 millones de votos es algo muy serio y peligroso”. Creo que tendremos Petro para rato y la izquierda tuvo y tiene una opción real de poder y para ellos, los “promotores de la paz”, esta guerra apenas empieza.

Pero como Petro no pudo ganar esta vez, su discurso de odio se intensificó, habla de fraude e invita a la plaza pública a las masas que lo siguen a una manifestación el día de la posesión de Duque (7 de agosto) para dejar sentado que ellos no aceptan que el presidente sea otro. Él se encargará de enardecer esas masas, como ha hecho varias veces, recordemos como lo hizo en la primera corrida de la temporada taurina 2017 en Bogota, que con la disculpa de una protesta antitaurina, empujó a energúmenos y vándalos, seguidores suyos, a agredir a la afición que ingresaba a la plaza en un día que parecía una pacífica y soleada tarde capitalina.

Gracias a Juan Manuel Santos, hoy tenemos a 10 asesinos, terroristas y narcotraficantes, ocupando curules en el Congreso, gracias a los espurios acuerdos de La Habana, con los cuales se burlaron de los colombianos que dijeron NO a los acuerdos en el plebiscito del 2 de octubre de 2016 convocado para aprobar o negar los acuerdos. Todos esos nuevos “padres de la Patria” condenados por delitos de lesa humanidad, luego indultados para pasar a la JEP que ni siquiera han sido juzgados por este remedo de justicia, no han dicho verdad ni han reparado a las víctimas.

Toda la izquierda ha decidido acusar a Ivan Duque, sin empezar a gobernar, por todos las muertes violentas sucedidas en zonas cocaleras, en los últimos 3 años, como consecuencia de los conflictos locales y a manos de los criminales de siempre: Farc (hoy llamados disidentes), ELN, bandas criminales y narcotraficantes -creo que todos son lo mismo o se combinan sus actividades y territorios-. A todos estos muertes los llaman “lideres sociales”, seguramente los hay pero según informaciones del propio gobierno, no son todos ni las causas de todos tienen móviles políticos. Pero la arremetida contra Duque y el uribismo es formidable.

Hay que ver a la gente de izquierda acusando a Duque y a Uribe de un nuevo genocidio, evocando la matanza de lideres de la UP, en los años 80´s. Aida Avella, Imelda Daza (ex candidata a la vicepresidencia como formula de Timochenko), Claudia López, Angélica Lozano, Gustavo Petro y Compañia, las FARC, los Verdes, el Polo Democrático, Marcha Patriótica con Piedad Córdoba a la cabeza, hacen acusaciones cada uno de ellos contra Uribe y Duque, que parece que no cesarán en estos próximos 4 años, acusando sin pruebas y causando malestar entre la opinión pública. Todo con un propósito político: mantenerse vivos en la opinión pública hasta las próximas elecciones atizando odios.

La ultima salida de la Corte Suprema de Justicia, contra el expresidente y Senador Alvaro Uribe, con la cual pretenden ponerlo preso, es una muestra otra de las batallas del mismo juego. Alvaro Uribe ha sido considerado por el Foro de São Paulo, al cual pertenecen todos estos actores, ha considerado que el enemigo a vencer, el hombre a eliminar, quien ha sido el muro de contención que ha impedido e avance del socialismo del siglo XXI en Colombia, es precisamente este, el hombre mas popular en la historia de Colombia y que en estos 16 años pasados su popularidad se mantuvo altísima mientras fue presidente y se se ha conservado como expresidente, pesar de la formidable arremetida de la prensa, la oposición, las cortes y del gobierno Santos.

¿Lo llevarán a la cárcel? Creo que es bien posible, no porque sea el delincuente que nos quieren hacer creer y que muchos incautos creen, sino porque es el enemigo político invencible que la única forma de “eliminarlo” es a través de los montajes que han denunciado muchos analistas y al cual se han prestado los medios, la oposición y la Corte.

Esperamos que la Corte lo tenga difícil, precisamente porque hoy, con las redes sociales todo se trasmite y todo se sabe, si importar que la gran prensa cómplice y comprada por el gobierno, mire para otro lado o entregue la informacion sesgada que favorece a los enemigos de Uribe y del uribismo. La finalidad es descabezar al Centro Democrático, desbaratar la nueva coalición de gobierno y dejar a Duque completamente derrotado. Sin el liderazgo de Uribe es difícil mantener la coalición y sin ella Duque no lograría sacar adelante las reformas que se ha propuesto.

Ojo Colombianos, no podemos subestimar al enemigo, este es muy poderoso. Esta izquierda extrema que nos quiere imponer un régimen como les impusieron a nuestros hermanos Venezolanos cada vez tienen mas poder, esta en la justicia, esta en el congreso, esta en muchos estamentos del gobierno y cuentan con los millonarios recursos que las FARC provee pues jamás entrego los dineros provenientes del narcotráfico, el secuestro y la minería ilegal.

Coleta: Claudia Lopez quien no cumple sus condenas, Antanas Mockus que se hace elegir fraudulentamente estando inhabilitado por tener contratos con el gobierno seis meses antes de la elección y Gustavo Petro con investigaciones que alcanzan los 1.2 billones por detrimento patrimonial encontrado en su gestión como Alcalde de Bogotá, son los promotores del Referendo Anticorrupción. Coherente, ¿cierto?

@jebotero