/ Articulos

Cinismo con gotero

Hay un cuento popular que dice más o menos así: echa un sapo a una olla con agua hirviendo y saltará al instante para escapar de esa horrible y dolorosa muerte, pero si lo pones en agua fría y luego a hervir a fuego lento, el no se dará cuenta del peligro y terminará cocinado vivo hasta morir.

Esto nos está pasando en Colombia nos vienen introduciendo cambios en nuestra constitución de manera ilegal, disfrazados en el llamado acuerdo de paz con las Farc, pero no es mas que el camino hacia el comunismo o al menos hacia un modelo orientado por los adoradores del comunismo.

Algunos amigos dicen constantemente que "el comunismo no existe", es un cuento para despistar a los incautos. Muchos utilizan esta idea para descalificar los argumentos de quienes advierten de los peligros del comunismo, y en otros casos convencen a otros que no tienen una gran convicción, quizás por falta de información, no tienen conciencia del peligro que se cierne sobre la democracia colombiana.

Son muchos los que viven en una zona de confort, no creen y dicen que “eso jamás pasará aquí” en Colombia, no quieren ni pensar ni oír hablar sobre estos temas. Lástima porque eso mismo pasó en Venezuela, muchos que tenían esta actitud hoy se lamentan de no haberlo visto venir.

Muy seguramente el argumento -que el comunismo no existe- ha salido en la misma gente que afirma que la democracia no existe. Es claro que el comunismo no ha funcionado en ningún pais del mundo, pero muchas veces se ha ensayado y en esos intentos han atropellado de manera sangrienta a los pueblos que han vivido esa desgracia. El hecho de que sea un modelo fallido no quiere decir que los comunistas vayan a declinar en su empeño de imponerlo en el mundo.

Claro que tampoco democracias perfectas no existen, pero su implementación ha sido mas exitosa en los países desarrollados y más incipiente en países como el nuestro, pero se ha demostrado con creces que la libertad es el mejor de los escenarios de vida para nuestros pueblos.

Alguien decía hace unos días que hay “algunos socialismos con dictadura", como disculpando que algunos gobernantes socialistas se hayan desviado, cuando lo cierto es que la mayoría las aventuras socialistas que han terminado en dictaduras.

No se dejen engañar con la historia que en Europa existen socialismos exitosos, no es cierto, son economías de mercado, democracias que admiten que haya gobiernos de corte socialista pero que respetan el modelo económico liberal. Estas no constituyen el socialismo, simplemente esos gobiernos utilizan un poco más el asistencialismo que los gobiernos de corte liberal.

Alerta entonces, queridos lectores, con esas ideas que promueven los partidos comunistas. En Colombia el PCC (Partido Comunista Colombiano) está quedo escondido dentro del Polo Democrático Alternativo y de esa forma se han camuflado pero mantienen su ideología posando de “socialistas moderados”. La tendencia es a desaparecer el nombre "comunista" o la palabra “comunismo”, pero no su esencia, es decir los fines se mantienen disfrazados.

Quizás a muchos no les guste que se diga pero el PCC fue el creador de las Farc y ellos -las Farc, un grupo comunista extremista- ahora se dicen socialistas. El grupo guerrillero tiene en su seno un partido llamado PCCC (Partido Comunista Clandestino Colombiano, más conocido como PC3), creado bajo los más avanzados métodos de agitación y generación de caos, asesinatos y actos terroristas. Sobre este grupo, nada se dijo en las negociaciones de paz, es decir, siguen en la clandestinidad ¿los llamarán mas adelante disidentes?. También son fundadores de partidos Bolivarianos para Colombia y para toda Latinoamérica.

¿Que los comunistas no hayan logrado establecer un estado comunista? Podría ser, pero las intenciones siguen presentes: estatismo y esclavitud, con unos pocos jefes ricos y poderosos, de un partido único con el que sueñan, pero el resto -el pueblo-, convertido en millones de miserables, dominados a través de un bono para comida (insuficiente), largas filas y por el miedo.

Los ejemplos los intentos fallidos por implantar el comunismo son muchos: en Corea fusilaron aproximadamente a un 10% de la población y a base de miedo dominaron a todo un pueblo, en China murieron por hambrunas más de 60 millones de personas y en Rusia casi 30 millones de muertos por el régimen comunista. El comunismo o socialismo, o como lo quieran llamar, fue el culpable de más de 100 millones de muertos en el siglo XX.

¿Que pasará en Venezuela? Nadie sabe, creo que será muy difícil que un pueblo desarmado pueda derrocar a un gobierno bien armado y sin hígados para asesinar al pueblo. Si se sostiene ese régimen, no demoran en estallar las hambrunas y veremos un espectáculo aterrador. Ojalá que este escenario no se de, pero esta es otra de las aventuras socialistas que han demostrado su fracaso y que para sostenerse mutaron hacia la dictadura.

Pero hablando de incautos, cada rato leemos o escuchamos a la izquierda tachando de nazis a la derecha. Pero claro, como la gente apenas si lee, que van a saber que Hitler llego al poder por un partido de corte socialista.

Tengamos claro que un escenario como el de Venezuela para Colombia es bien posible, esto puede suceder con una presidencia de cualquiera de estos personajes: Petro, Claudia Lopez, Sergio Fajardo, Jorge Robledo, Clara Lopez o Humberto de la Calle, entre otros, que si se unieran, podrían ganar las elecciones. Solo necesitan la platica que Santos le ayudará a lavar a las Farc.

¡Ojo con las mentiras!: todos ellos tienen discursos atractivos contra la corrupción (siendo igual de corruptos) como el de Claudia López o de corte liberal, como el nuevo discurso de Petro, diciendo que respetarán la libre empresa y en general la libertad, pero son solo mentiras con objetivos electorales y lo sabemos analizando sus trayectorias en el comunismo o en el terrorismo.